conjuro de origen




Hay una ingratitud consustancial
al hecho de estar vivos, un intrínseco
poder de desmemoria, y nos impiden
brindar a cada instante el homenaje
que cada instante de verdad merece,
por su absoluta magia de estar siendo,
en vez de no haber sido en absoluto.


En toda madrugada se renueva
un conjuro de origen, esa fórmula
que impuso el movimiento al primer día.


Conviene contemplar la luz con más paciencia,
brindarle una atención encandilada,
el sumiso homenaje con que un bárbaro
descubre reverente en su aventura
la tierra que jamás ha visto nadie.

Carlos Marzal: ‘El combate por la luz’, en Metales pesados.


0 comentarios :

 

Creative Commons

Creative Commons
Las imágenes de este sitio fueron tomadas por Gloria G.M. y Juan Medina.

Flickr Photostream

www.flickr.com
Éste es un módulo Flickr que muestra fotos o videos públicos de juanbdj. Crea tu propio módulo aquí.
Juan Medina
Profesor de Teoría Económica
Universidad de Extremadura

Montaigne by Zweig