bildungsroman






El vaso de plata
es, como El guardián entre el centeno, un bildungsroman, una novela de formación: el protagonista de las primeras páginas alcanza el final del libro convertido en otra persona, y entre tanto el escritor nos ha ofrecido las claves últimas de esa transformación. Hasta aquí, las afinidades con la obra de Salinger. A partir de aquí, las divergencias, que son muchas. Si Holden se nos muestra orgulloso de su condición de inadaptado, Miguel indaga el sentido de la realidad, porque tiene el propósito de incorporarse a ella. Si Holden tiende a simplificar el mundo, Miguel no puede evitar abrumarse ante su complejidad. Si Holden improvisa respuestas, Miguel no cesa de interrogarse interrogar. Si Holden se encierra en sí mismo y recurre al escudo de un cinismo más bien candoroso, Miguel depone toda protección y, dominado por una curiosidad irrefrenable, abre su corazón y su inteligencia a cuanto le rodea. Si Holden se siente eternamente agraviado, Miguel no tiene inconveniente en reconocer sus propios errores y contradicciones… Ambos adolescentes, como no podía ser de otro modo, comparten zozobras e incertidumbres, pero unas y otras son siempre de signo distinto: autoexculpatorias y algo narcisistas las de Holden, existenciales y casi metafísicas las de Miguel.


Ignacio Martínez de Pisón: “Agua de manantial”, en Antonio Marí, El vaso de plata





Foto: Marunouchi, Tokio



0 comentarios :

 

Creative Commons

Creative Commons
Las imágenes de este sitio fueron tomadas por Gloria G.M. y Juan Medina.

Flickr Photostream

www.flickr.com
Éste es un módulo Flickr que muestra fotos o videos públicos de juanbdj. Crea tu propio módulo aquí.
Juan Medina
Profesor de Teoría Económica
Universidad de Extremadura

Montaigne by Zweig